imagen

imagen

sábado, 23 de octubre de 2010

HISTORIA DE LA MECANOGRAFÍA





HISTORIA DE LA MECANÓGRAFIA

¿Qué es mecanografía?    MECANO=MAQUINA        GRAFIA= LETRA

Mecanografía es el arte de escribir a máquina ya sea manual, eléctrica o computadora; para así desarrollar destreza al tacto (velocidad y exactitud)

HISTORIA Y EVOLUCIÓN DE LA MÁQUINA DE ESCRIBIR

         Hace millones de años, el hombre, por el hecho de poseer 10 dedos, desarrollo un sistema decimal de conteo (la unidad es el sedo y el sistema decimal, los 10 dedos). Pero la limitación de los dedos llevó al hombre a rayar en piedras, con trozos las cantidades mayores.

         Las primitivas técnicas manuales fueron gradualmente sustituidas por técnicas basadas en instrumentos rutinarios de conteo y de cálculos elementales.
        
         Por otro lado, las tribus se desarrollaron en naciones y el comercio creció, imponiendo soluciones más complejas.

         Aproximadamente 3500 años A.C; los mercaderes babilonios registraban sus negocios en pequeños rectángulos y así EL ABACO del griego abax, contador, surgió alrededor del año 3000 A.C; y su invención es reclamada por los Chinos y los Japoneses, como un instrumento de acumulación de números y hasta hoy es ampliamente utilizando en varios países del oriente.
         A partir de 1600, con la invención de los logaritmos por J. Napier; se construyó  la primera regla de cálculo y por el afán de mejorar la aplicación del ábaco, muchos matemáticos se dedicaron al perfeccionamiento de éste, lo cual posibilitó el surgimiento de máquinas e instrumentos que permitieron el desarrollo de la mecanografía.

         En 1642, Braise Pascal, geómetra Francés, construyó la primera máquina para sumar, llamada máquina aritmética, ésta fue sometida a perfeccionamientos por varios matemáticos de la época y por el año 1672, el matemático Alemán Gottfried Von Leibnitz, perfeccionó la máquina de Pascal e inventó una máquina para calcular capaz de sumar, restar, multiplicar, dividir y extraer raíces.

         Cerca de 1700, el inglés Henry Mill, creó el primer aparató para escribir letras, pero no tuvo éxito por las imperfecciones tecnológicas. Era la primera máquina que llevaría a la máquina de escribir.
         En 1710, en Europa el señor Hetman, inventó una imprenta de bolsillo.

         En 1804, Joseph Marie Jacquard, inventó el telar automático, lo que inspiró al inglés Charles Babbage a costruir en 1822 una calculadora mecánica, por medio de cartones perforados por cuyos orificios pasaba la corriente eléctrica.

         En 1828, el estadounidense Willian Austin presentó una máquina para escribir con teclas que no permitían ver las palabras que se iban escribiendo.

         En 1829, Guillermo A. Burt, patentó en los E.U.A.; la máquina tipógrafo, pero la escritura era más lenta que a mano.
         En 1833, el Francés, Javier Progin, inventó una máquina que utilizaba barras de tipo con una tecla para cada letra.

         En 1843, el norteamericano Carlos Thurber, patentó una máquina de escribir que usaba un juego de barras de tipos situadas alrededor de una rueda de latón. Esta se movía en un eje central, y el tipo entintado golpeaba directamente sobre el papel colocado debajo de la rueda. Su funcionamiento era demasiado lento para que dicha máquina tuviera valor práctico.

         En 1855, el abogado Italiano Giuseppe Raviszza, patentó la primera máquina que resolvía los problemas de escritura mecánica, de una manera satisfactoria. Esta máquina recibió el nombre de cembalo scribano; pero las tentativas del inventor para construir industrialmente no llegaron a un buen término. 

         En 1867, el inventor norteamericano, Cristopher Sholes, leyendo un artículo de la revista Scientific American, en el que describían una máquina inventada en Inglaterra, se propuso crear una máquina con novedoso uso práctico.

         En 1868, se patentó el segundo modelo de Sholes. Esta máquina por primera vez escribía más rápido que la pluma y fue mejorada en los siguientes años.

         En 1873, Sholes firmó un contrato con la compañía E. Remington & Sons, de Nueva York, por lo que las primeras máquinas que se lanzaron al mercado en 1874, llevan la marca Remington. Sus principales innovaciones eran los espacios entre renglones y un sistema de retroceso.
         En esta fecha también ya se habían inventado otras máquinas de escribir, algunas funcionan como pianos otras parecían ratoneras o trabajaban como relojes; pero todas eran bastante complicadas, frágiles o muy lentas para competir con la escritura a mano.

         En este año, también una compañía que fabricaba armas de fuego y máquina de cocer, manufactura máquinas de escribir de pedal, que escribían en mayúscula y dibujos pequeños.

         Para 1876, la casa Remington, produjo las máquinas en serie, pero hasta 1878 adquirió valor comercial.

         Así  mismo en 1873, el humorista  Mark Twain, compró una de las máquinas de esa época y con ella copió el manuscrito La Vida en el Misisipí.

         Las muestras escritas a máquina se vendían como recuerdo en las ferias a 25 centavos cada una. También escribió una carta (la primer carta escrita a máquina).

         Debido a que la máquinas no era muy rentable ya que se utilizaban 2 dedos para escribir y tenía un costo de $125, esta máquina fue reemplazada por Frank Mc. Gurrin, quien decía que se debía escribir con todos los dedos y en lo cual se apoyaba en la siguiente expresión:  Si un pianista puede tocar con todos los dedos sin mirar las teclas ¿Por qué no ha de tener que hacerlo un mecanógrafo cuando escribe?, y así lo probó una mecanógrafa el 25 de julio de 1888, cuando escribió 100 palabras por minuto.

         En 1900, con patente del ingeniero Camilo Olivétti, se inicio por primera vez en Italia la construcción de un modelo de máquina de escribir, a escala industrial, que era extraordinaria perfección de la época.

         Ya entre los años 1900 y 1920, se creó la máquina eléctrica y al mismo tiempo Robert Seeber integró a la máquina frases convencionales de uso común en el comercio de esa época.

         En 1920, ya creada la máquina eléctrica, la fuerza motriz de la misma fue perfeccionada por J.E. Smathers. Cada una de las funciones de la máquina eléctrica, inclusive al teclado, el retorno del carro, el cambio de mayúsculas, el espaciamiento de renglones, así como el retroceso del carro, se realizaban tocando ligeramente las teclas correspondientes. El motor hace el trabajo, se puede ajustar esta máquina para obtener una fuerte impresión, lo que permite al mecanógrafo sacar a la vez un gran número de copias.


       Se dice que el gran umbral de la modernidad inicio a partir de 1890, cuando German Hollerth por medio de la solicitud del gobierno estadounidense, creó un sistema basado en tarjetas perforadas semejantes a las actuales tarjetas de computadoras, y en adelante grandiosas innovaciones han pasado por deferentes expertos inventores hasta la ultima innovación de computadoras.     




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada